We use our own and third-party cookies for statistical analysis, including multimedia content and our social networks, and show behavioral advertising. Read our política de cookies
Clásicos Básicos: Dark Tranquillity 'Damage Done'

Clásicos Básicos: Dark Tranquillity 'Damage Done'

Si estableciéramos un paralelismo con el Big 4 del thrash, sacando a At the Gates de la ecuación, ya que ellos se retiraron antes de la explosión de este sonido, diría que los 4 grandes del melodic death (o lo que también se llamó “sonido Göteborg”) eran In FlamesArch EnemySoilwork y, por supuesto, Dark Tranquillity. Quizá es un paralelismo un poco tonto, y además hubo muchas más bandas importantes dentro de esa “escena”, pero para mí, a finales de los 90 y principios del 2000, éstas eran sin duda las bandas más importantes. Mucho ha cambiado desde entonces y estos grupos evolucionaron todos, dejando de interesarme en algunos casos como Arch Enemy o In Flames (aunque espero como agua de mayo lo que hagan The Halo Effect); sorprendiéndome para bien, como Soilwork cuando editaron Verkligheten que es un discazo; y nunca dejando de interesarme como Dark Tranquillity, quienes nunca han fallado y han mantenido la carrera más sólida de todas, siendo los primeros en arriesgar con su sonido, e incluso teniendo altibajos, pero nunca lanzando un mal trabajo.

Liderados por el siempre carismático y amigable Mickael Stanne, único miembro ya de la formación original, los de Göteborg han sufrido muchos cambios en su line-up, especiamente en los últimos años, quedando ya solo en compañía de Stanne, Martin Brändström, encargado de los teclados y la electrónica, y es a mi juicio en “Damage Done” donde encontramos a lo que consideraría la formación clásica de la banda, completada por Niklas Sundin y Martin Henriksson a las guitarras, Michael Nicklasson al bajo y Anders Jivarp en la batería. Considero, además, que este disco establece el sonido del sexteto y que a partir de aquí siguen una línea más homogénea, pero nunca dejando de idolatrar discos más experimentales como “Projector”, el álbum que me hizo descubrirlos, o trabajos más recientes como “Atoma” que se suma a la lista de discazos editados por los suecos.

¿Qué tiene de especial “Damage Done”? Pues aparte de una colección de temazos tremendos, sin duda, el haber salido en el momento adecuado. In Flames venían de sacar el “Clayman”, Arch Enemy habían editado “Wages of Sin” y Soilwork el “Natural Born Chaos”; el melo-death estaba en su momento más álgido de popularidad y calidad, y Dark Tranquillity no podían ser menos. El 22 de julio de 2002, Century Media ponía en la calle un disco que nada más empezar ya era una declaración de intenciones. “Final Resistance” abre el álbum con un tremendo riff rompecuellos, seguido del clásico “tupa tupa” en la batería, que te mete de lleno en el headbanging. Le sigue “Hours passed in exile” cuyo inicio aún me sigue poniendo los pelos de punta aunque hayan pasado 20 años. Sigue siendo uno de mis temas favoritos, contenido en la estrofa, con esa explosión en el estribillo y sus arreglos de teclados, las claras influencias progresivas y un solo que me flipa. Pero es que era un no parar, porque... ¿qué decir de “Monochromatic Stains”? Joder, recuerdo que cuando escuchaba el disco las primeras veces me sentía abrumado, era temazo tras temazo, pero además, con una calidad compositiva que me hacía pensar que eran, sin duda, los mejores músicos de toda su generación. Y si hablamos de inicios demoledores, qué tal los teclados de “Single part of two” o la melodía ultracoreable de “The treason wall”. No sé si habéis visto el dvd “Where death is most alive”, pero echadle un ojo al comienzo del directo y me decís si no es para flipar.

Format C: for cortex” supone una bajada de revoluciones, pero no de calidad. Un tema melódico, más a medio tiempo, pero sin perder un ápice de épica. Aunque pronto recuperamos la velocidad y los riffs complejos con el tema que da título al disco, que es cañero, progresivo y hasta vacilón, con un final ciertamente ambiental y hasta diría que arriesgado. “Cathode Ray Sunshine” tiene otra melodía súper coreable y una estructura y ritmos que sin duda pueden haber influenciado a muchas bandas de metalcore, ese género que tanto ha bebido de la escena sueca y que tanto se desvirtuó con el pasó del tiempo. “The enemy” es un tema que me recuerda más al pasado de la banda, especialmente a la etapa de “Projector”, y “I, Deception” podría ser una canción que más de un grupo de power metal hubiera querido componer, al menos en lo que a su apartado instrumental se refiere.

Cierran el disco “White noise/Black silence” otro trallazo con unas melodías brutales y la instrumental, oscura y melódica “Ex Nihilo”, que a pesar de privarnos de las siempre inteligentes letras de Stanne, es también uno de mis temas favoritos del álbum. Y es que Mikael siempre me ha parecido un tremendo frontman por su cercanía, por su potente y personal voz, tanto rasgada como cuando utiliza su dramático registro melódico; pero por encima de todo, siempre me ha parecido un letrista grandioso. Igualmente la dupla Sundin/Henriksson en las guitarras, aunque ahora ya no estén, han sido decisivos para dar forma al sonido de la banda, como lo ha sido Jivarp y sus toques progresivos en la batería y por supuesto la entrada de Brändström a los teclados y electrónica, un miembro que con el tiempo ha sido imprescindible en el seno del grupo.

Dark Tranquillity son, por derecho propio, unas de las bandas más importantes de la historia del death metal melódico, con una carrera tremendamente sólida, nunca mermada por los cambios de formación. Siempre han sido, además, de los que más han arriesgado con su sonido, apostando por meter electrónica antes que nadie (con permiso de Soilwork), y utilizando elementos no tan propios del death, como son el rock progresivo o el gótico. Es un lujo tenerlos de visita, tras estos dos años de parón; y va a ser un placer disfrutar de la cercanía de Mickael Stanne encima de un escenario y poder corear todos los himnos que han creado a lo largo de 30 años de carrera.

Dark Tranquillity nos visitarán en abril/mayo de 2022.

Viernes 29 de abril 2022
Sala Salamandra (L'Hospitalet, Barcelona)
Comprar Entrada

Sábado 30 de abril 2022
Sala Custom (Sevilla)
Comprar Entrada

Domingo 1 de mayo 2022
Sala La Paqui (Antigua But) (Madrid)
Comprar Entrada

Lunes 2 de mayo 2022
Sala Santana 27 (Bilbao)
Comprar Entrada

Aquí puedes ver más información.

Deja tu comentario

*
**No se publicará
*
Product successfully added to the product comparison!