We use our own and third-party cookies for statistical analysis, including multimedia content and our social networks, and show behavioral advertising. Read our política de cookies
Reseña: Evergrey 'Escape of the Phoenix'

Reseña: Evergrey 'Escape of the Phoenix'

La mayoría de nosotros, que escuchamos música a diario, buscamos ese “algo más” en un disco o en un artista. Ese algo que nos conecte y nos conmueva, que nos emocione y nos transporte a un mundo de sensaciones placenteras; que, en definitiva, nos haga conectar con la música que escuchamos. No en vano, “Escape of the Phoenix” ha aparecido en varias de las listas de lo mejor del año para el equipo de Madness Live!, así que no cabe duda de que hemos conectado con este álbum.

¿Qué nos ofrece el ya veterano quinteto sueco para que nos haya gustado tanto su última propuesta, lanzada por AFM Records en febrero de 2021? Pues un disco que conjuga de una manera maravillosa contundencia y melodía, con unas letras impregnadas de una oscura melancolía, en las cuales todos nos podemos sentir reflejados de alguna manera, y más en estos inciertos tiempos oscuros. Porque difícilmente se puede abrir un disco de una manera más enérgica que con “Forever Outsider”, toda una declaración de intenciones tanto en lo instrumental, de una contundencia masiva, como en su apartado lírico, en el que Tom S. Englund deja claro que “siempre será un outsider” y nosotros no podemos estar más encantados, y eso que el viaje acaba de empezar.

Esta energía con la que Evergrey abre “Escape of the Phoenix” se va a mantener durante todo el álbum, tanto en los temas más rápidos como incluso en las canciones más lentas y ambientales y, en buena parte, es debido a la excelente producción del disco, cristalina pero tremendamente contundente, que corre a cargo de Jacob Jansen junto al propio Englund y Jonas Ekdahl (batería). Pero la producción no solo brilla por su contundencia sino que gracias a ese sonido cristalino, podemos entrar en los ambientes que crean los teclados de Rikard Zander, elemento esencial durante todo el disco para que las canciones crezcan y sean aún más grandes de lo que ya son. Esto es notable en “Where August mourns”, o en la muy cinematográfica “In the absence of Sun” cuyo piano inicial podría estar en una banda sonora. Evergrey va dibujando paisajes sonoros de una frialdad maravillosamente reconfortante, donde nos sentimos cómodos en los momentos más calmados, como pueden ser “Stories” o la más proggy “The Beholder”, en la que participa James LaBrie y entusiasmados en los momentos más salvajes que nos regalan, ya sea en el corte homónimo, que tiene cierto aire death metal en su parte instrumental, donde brilla Ekdahl con el doble bombo, o “Leaden Saints”, otro de los temas más cañeros del disco (incluso pueden venir a la mente los ya desaparecidos Nevermore) y quizá el más prog y oscuro.

Pero es que la oscuridad de Evergrey es deliciosa, nos encanta zambullirnos en ella, porque sabemos que dejan un hueco a la esperanza. Englund nos impregna con sus letras de una especie de pesimismo luminoso y su voz, cálida y reconfortante, nos va guiando a través de la montaña rusa de emociones que es “Escape of the Phoenix”; y no soy yo el que va a ocultar que escuchar “Eternal Nocturnal” con las letras en la mano me ha llenado los ojos de lágrimas, pero unas lágrimas de optimismo, de saber que no estoy solo en este tortuoso camino que es la vida y que, como dice la letra de la canción, Englund (o su música), puede ser nuestros ojos en la oscuridad.

Me resulta totalmente imposible decir nada malo de este disco y es que como me comentaba un compañero, es un disco de los que te pondrías una y otra vez cuando no sabes qué escuchar y no porque quieras tenerlo de fondo y ya está, sino porque te produce una sensación plancentera, como decía al inicio de esta reseña; Evergrey te van guiando durante todo el trayecto por el mundo que han creado, que puede ser en ciertos momentos pesimista, incluso tenebroso, pero nunca oscuro del todo. Siempre dejan un hueco para la luz, para que derramemos unas lágrimas de optimista emoción, para que cada punteo a cargo de Englud y Henrik Danhage nos erice la piel y nos haga recordar por qué nos gusta esta música, por qué nos gusta Evergrey y por qué estamos deseando verlos en directo. “Escape of the Phoenix” nos hace conectar con nuestras emociones internas más primarias, porque nos lleva al headbanging más salvaje y a las ganas de abrazar a un amigo mientras lo escuchamos y darle las gracias por estar ahí en los momentos más difícilesLos suecos empezaron a componer este disco antes de la pandemia, pero sin duda es la mejor banda sonora que podíamos tener en estos tiempos difíciles, porque a veces la oscuridad se vence con oscuridad y la melancolía es el mejor antídoto contra la tristeza y Evergrey saben como nadie, sacar partido de la luz en las tinieblas.

Evergrey nos visitarán en octubre de 2022.

Miércoles 19 de octubre 2022
Sala Bóveda (Barcelona)
Anticipada: 25€ / Taquilla: 30€
Comprar Entrada

Jueves 20 de octubre 2022
Sala Shoko (Madrid)
Anticipada: 25€ / Taquilla: 30€
Comprar Entrada

Viernes 21 de octubre 2022
Sala Totem (Pamplona)
Anticipada: 25€ / Taquilla: 30€
Comprar Entrada

 Aquí puedes ver más información.

Deja tu comentario

*
**No se publicará
*
Product successfully added to the product comparison!